De Dioses y Robots: Batallas Épicas Entre Mitos y Tecnologías

La construcción del futuro: la tecnología y el destino humano

by Silvia Mazzetta Date: 26-08-2020 tecnología news mitos IA robots


Viajar en el tiempo hasta la antigüedad podría ayudarnos a visualizar el futuro de la humanidad.

Según el mito griego, después de la creación de los humanos y de los animales, los dioses encargaron a Prometeo y a su hermano menor Epimeteo la asignación de las habilidades a los humanos. Los dos hermanos eran Titanes, una raza de seres divinos. Epimeteo solicitó el privilegio de asignar los distintos talentos y características a las criaturas de la Tierra, prometiendo que Prometeo podría entonces inspeccionar su trabajo.

Epimeteo comenzó a clasificar las características de los animales de la tierra, del mar y del cielo. Tan absorto estaba Epimeteo en la tarea de asegurar su supervivencia - con velocidad, fuerza, agilidad, vista y oído agudos, un soberbio sentido del olfato, veneno, camuflaje, alas, plumas, pelo, escamas, colmillos, garras, pezuñas y cuernos - que empleó de forma distraída todas las habilidades de los seres vivientes. Cuando su hermano Prometeo, cuyo nombre significa "previsíón", llegó a inspeccionar a las criaturas - Epimeteo, cuyo nombre significa "el que piensa después", se dio cuenta de entrada que no quedaba nada para los humanos desnudos e indefensos.

Platón relata que Prometeo estaba "desesperado por encontrar algún medio de supervivencia para la raza humana", por lo que se apropió de la tecnología del fuego de los dioses para otorgarla a los mortales necesitados. Con el don del fuego, hombres y mujeres podían fabricar herramientas y encontrar formas de compensar sus lamentables deficiencias físicas.

En esta antigua "ficción especulativa" sobre la relación de la humanidad con la tecnología, el don otorgado por Prometeo representa la primera evolución humana, el primer intento de superarción de las limitaciones del cuerpo humano por medios naturales o artificiales.

Es la técnica - la artesanía - junto con el intelecto, la imaginación y la audacia que son los dones únicos de los que dependen los seres humanos para sobrevivir en el mundo.

"La tecnología compensa nuestra absurda fragilidad", ha escrito el filósofo americano de la ética y la tecnología Patrick Lin. "Nosotros, los simios desnudos, no podríamos sobrevivir en absoluto, si no fuera por nuestro intelecto para fabricar herramientas y nuestro ingenio."

Technology makes up for our absurd frailty.

Patrick Lin

Las mejoras artificiales para superar las limitaciones del cuerpo humano y para ampliar la fuerza natural, el aparato sensorial y las habilidades - ahora conocidas como tecnologías de mejora humana - pueden parecer una ciencia de vanguardia. A menudo oímos tanto a pesimistas como a defensores afirmar que nuestra tecnología actual - incluyendo la inteligencia artificial y la ingeniería genética - no tiene precedentes, es única en la modernidad. Sin embargo, los conceptos de mejoramiento de las capacidades humanas son antiguos, al igual que los reparos que evocan.

Viajar en el tiempo hasta la antigüedad podría ayudarnos a pensar en las transformaciones humanas del futuro.

Las primeras herramientas - martillos de piedra, lanzas, el átlatl, el arco y las flechas - pueden considerarse las primeras mejoras humanas, ya que extendieron el alcance y la puntería de una persona y ejercieron fuerza. En la antigüedad griega clásica, los arcos y las flechas, incluso cuando eran empuñados por grandes héroes míticos como Hércules y Odiseo, eran a veces criticados como armas cobardes, parecidas a las emboscadas, porque permitían matar a distancia o de forma solapada sin enfrentarse a un adversario en un combate cuerpo a cuerpo. Las catapultas, desarrolladas en el siglo IV a.C., llevaron la trayectoria de las mejoras humanas para la guerra, que continúa sin disminuir.

Cuando se le mostró una de las primeras catapultas de torsión en acción, el general espartano Archidamus declaró que el invento marcó el fin del valor humano en la batalla.

Los mitos griegos preveían tomar prestados los envidiables poderes de los dioses y los animales para compensar la vulnerabilidad humana.
Estos mitos representan algunos de los primeros ejemplos de ciencia ficción, y donde la imaginación lleva, sigue la innovación. Además del tiro con arco y las catapultas, tenemos muchos ejemplos históricos de tecnologías de mejora humana en la antigüedad, desde prótesis de sorprendente ingenio hasta desarrollos en armaduras militares. El deseo de mejorar las capacidades humanas es intemporal, y es sorprendente ver cómo los ejemplos míticos e históricos prefiguran los avances modernos -y los inconvenientes- en el intento de mejorar la naturaleza.

Mejoras humanas en el mito

Muchos mitos y leyendas giran en torno a la locura de buscar la inmortalidad. Pero si volver a la vejez y posponer la muerte natural fuera imposible, ¿podrían los mortales al menos esperar mejorar sus capacidades físicas? Los humanos eran tan débiles comparados con los dioses; incluso los animales brutos disfrutaban de poderes más magníficos que los hombres y mujeres más robustos. En la antigüedad clásica, un grupo de cuentos míticos sobre la vida artificial, que hacían reflexionar, investigó si la "biotecnología" - "la vida a través de la artesanía" - podía ser utilizada para mejorar la naturaleza y de alguna manera ingeniar las capacidades hiperhumanas.

Hoy en día, las mejoras humanas - incluyendo los audífonos y ayudas visuales, articulaciones de titanio, válvulas cardíacas artificiales, prótesis biónicas y una serie de medicamentos - son comunes y bienvenidas. Pero surgen controversias sobre algunas mejoras humanas y sobrenaturales programadas para usos cuestionables. La gente comienza a preocuparse cuando, por ejemplo, las corporaciones crean software de lectura de labios y reconocimiento facial y afirman que sólo se les dará un buen uso.

Las ambiciones de los científicos de crear individuos "más que humanos" mediante implantes, exoesqueletos habilitados por la inteligencia artificial, híbridos humano-máquina, híbridos humano-animal, manipulación de genes, neuro-robótica, micro-robótica, drogas poderosas, electro-fármacos y tecnologías biomiméticas también son motivo de gran preocupación.

Un enjambre de riesgos prácticos y morales se levanta alrededor de los intentos de "mejorar" los cuerpos de los humanos para desarrollar súper soldados aumentados, androides militares y cyborgs.

Los esbozos de algunos de esos dilemas fueron prefigurados en la antigua Grecia.

En los mitos sobre el legendario inventor Dédalo, el tecno-mago Medea y el súper-observador Argos, encontramos los primeros registros de cómo los griegos imaginaron que podría ser posible aumentar los poderes humanos. Dédalo fue un brillante artesano que fabricó alas para él y su hijo Ícaro para escapar de la prisión del laberinto del rey Minos. Dédalo puso capas de plumas reales para hacer alas con dibujos de piñones de pájaros. Su réplica de alas tuvo éxito, ambos hombres lograron volar, pero a un costo terrible. Ícaro se sumergió hasta su muerte, en un accidente anunciado por su padre, que había advertido a su hijo de no volar demasiado alto.

En la épica historia de Jasón y los argonautas, la astuta hechicera Medea ideó formas de ayudar a Jasón a defenderse de fuerzas mortales superiores y a superar una serie de obstáculos para ganar el preciado vellocino de oro. La primera tarea imposible fue el yugo de un par de toros de bronce que respiran fuego, forjados para el rey Eetes por Hefesto, el dios de la invención. Aeetes ordenó a Jasón que arara un campo con los toros de bronce y plantara un casco lleno de dientes de dragón. El rey confiaba en que, aunque Jasón lograra evitar morir quemado y plantara los dientes, sería asesinado por los imparables guerreros autómatas que surgirían de los dientes de dragón sembrados.

En busca de la ultra poderosa "pharmaka" (drogas) para Jasón, Medea caminó a las altas montañas del Cáucaso, al peñasco rocoso donde Zeus había encadenado a Prometeo como castigo por robar fuego. Medea sabía que una rara planta con flores crecía en el suelo donde la sangre goteaba del lado de Prometeo mientras era devorado por el águila. Al ser cortadas, las raíces carnosas de la extraña planta rezumaban un liquido negro que contenía la esencia del inmortal titán.

"Ichor" era el fluido vital de los dioses inmortales.

Medea recogió el liquido y elaboró una potente droga conocida como "Promethean". Los efectos fueron espectaculares pero duraron sólo un día.

La droga le dio a Jason un coraje y una resistencia increíbles. Como Medea prometió, de repente sintió "poderes aterradores entrando en su cuerpo". Se sintió "un valor sin límites y un gran poder como el de los dioses inmortales". Sus brazos se movieron y flexionaron, sus manos apretando a sus lados. "Como un caballo de guerra ansioso por la batalla, Jason exultaba ante la fuerza sobrehumana de su cuerpo". Mientras la mezcla de ichor corría a través de su cuerpo, Jason "caminó y saltó, blandiendo su lanza y rugiendo como una bestia salvaje".

La droga especial de Medea, Promethean, transformó a Jason en Hulk.

Le dio una agresión física y una fortaleza mental para luchar con éxito contra los toros antinaturales y soportar su aliento ardiente el tiempo suficiente para completar la misión.

Los efectos de la poción imaginaria en Jason recuerdan los efectos de los estimulantes psicoactivos sintéticos.

Los farmacéuticos militares están interesados en desarrollar productos para mejorar la condición humana que podrían recargar a los soldados mental y físicamente, haciendo que se comporten como Jason bajo la influencia del ichor Prometeo.

¿No os recuerda a una peli?

Los proyectos científico-militares investigan drogas neuro-tecnológicas que permitan a las tropas no sentir dolor, borrar los pensamientos negativos, anular los reparos morales sobre la tortura o la matanza, y borrar los recuerdos de la violencia o las atrocidades en tiempos de guerra.

Los científicos del Pentágono también están buscando tecnologías neurofarmacológicas que permitan a las tropas no dormir.

Estas actividades tienen ecos históricos: en el poema épico de Homero sobre los supervivientes de la guerra de Troya de una década de duración, Helena de Troya mezcló un elixir llamado nepenthe y se lo dio a los veteranos conmocionados por los bombardeos para disipar su persistente rabia, dolor y recuerdos traumáticos de las batallas y atrocidades. También está el mito de Io, una joven mujer a la que la diosa Hera trató de proteger contra la violación de Zeus.

Hera desplegó un androide gigante llamado Argos que poseía múltiples ojos que nunca se cerraron.

En algunos textos antiguos, Argos se llamaba Panoptes ("todo lo que ve"). Argus Panoptes podía mirar en todas las direcciones con sus muchos ojos. Hera le otorgó dos mejoras más a Argos: fuerza física perpetua sin fatiga normal y vigilancia eterna. Nunca dormía.

El filósofo inglés Jeremy Bentham, que murió en la década de 1830, diseñó un edificio llamado el panóptico para ser usado en prisiones y otras instituciones, en honor al hiper-vigilante observador que podía mirar desde todos los ángulos.

El mito del Argus Panoptes también prefigura la proliferación de cámaras de vigilancia tan omnipresentes en el mundo moderno. No es sorprendente que numerosos proveedores de seguridad operen bajo el nombre de Argus o Argos.

Las tecnologías de mejora humana que buscan los científicos militares para permitir a los soldados pasar largos períodos sin dormir y aún así permanecer en estado de alerta y poder llevar a cabo sus tareas, ignoran la aún misteriosa necesidad de dormir para el bienestar humano.

De todas maneras, el mito no terminó bien para Argos, cuyas super-capacidades fueron "hackeadas" por Zeus. Zeus envió a su mensajero Hermes a matar a Argos. Hermes cerró cada uno de los ojos con un código secreto para poder aplastar la cabeza del gigante dormido con una piedra.

Mejoras humanas en la historia

Las prótesis y las partes biónicas del cuerpo - la fusión del humano y la máquina - también tienen profundas raíces en la mitología.

En la mitología celta, por ejemplo, el Rey Nuada de la Mano de Plata tenía un brazo diseñado por el dios inventor Dian Cecht. La diosa nórdica Freyja fue imaginada como una especie de "ciborg orgánico" cuyo cuerpo combinaba carne y metal.

En las tradiciones épicas hindúes, la heroína Vishpala perdió una pierna en la batalla y Vadhrimati perdió manos, que los dioses reemplazaron con réplicas de hierro y oro.

En el mito griego clásico, el dios inventor Hefesto hizo una escápula de marfil para reemplazar el omóplato perdido del héroe Pélope.

El registro histórico más temprano de una prótesis de cuerpo fue reportado en el siglo V a.C. por el historiador griego Heródoto.

Hegesistratus, un soldado griego, perdió parte de su pie bajo la tortura de los espartanos.

Hegesistratus logró escapar y se hizo un pie de madera de repuesto. Continuó luchando en la batalla de Plataea en el lado persa por su odio a los espartanos.

Otro ejemplo histórico fue relatado por Plinio, quien escribió cómo M. Sergio Silo, un veterano romano de la Segunda Guerra Púnica contra Cartago, usó una mano de hierro para reemplazar la que perdió en la batalla.

Los descubrimientos arqueológicos han desenterrado sorprendentes pruebas tempranas de miembros artificiales y otras partes del cuerpo, algunas de ellas estéticas y otras funcionales. Por ejemplo, un cráneo de un yacimiento en Francia que data del año 3000 a.C., tenía una oreja falsa tallada en una concha. Algunas de las prótesis más antiguas son bastante sofisticadas. Alrededor del 700 a.C., un artesano altamente cualificado que entendía claramente la biomecánica del caminar hizo un dedo artificial finamente tallado para una mujer. Los arqueólogos que descubrieron su momia en 1997 cerca de Luxor, Egipto, informaron de que el dedo de reemplazo no sólo parecía realista sino que estaba hecho a medida para su pie e incluso muestra evidencia de reajustes. Fue construido en tres secciones de madera y cuero, con una bisagra para la flexibilidad. Usado descalzo o con sandalias, el dedo prostético de la mujer probablemente permitía una movilidad relativamente cómoda.

Un curioso ojo biónico fue descubierto por los arqueólogos en Shahr-i Sokhta (Ciudad Quemada) en Irán. El globo ocular artificial meticulosamente realista estaba incrustado en la cuenca izquierda del ojo de una mujer que vivió hace unos 4.800 años.

Los detalles anatómicos son sorprendentemente fieles a la naturaleza, con una superficie convexa, córnea, pupila y un interior con hilos dorados extremadamente finos para imitar la red capilar dentro del ojo.

Fue la inquietante cualidad casi real de las prótesis del siglo XX la que inspiró al ingeniero en robótica Masahiro Mori a describir en 1970 la inquietante sensación conocida como el "valle misterioso" - el extraño abismo/vacío en la comprensión de un objeto similar al humano.

La armadura corporal de metal fue otro tipo de mejora humana artificial temprana. La armadura de bronce fue diseñada para que los cuerpos de los guerreros fueran menos vulnerables a las armas, por supuesto.

Pero lo que destaca de la armadura de bronce de la antigüedad clásica es su forma. La pieza principal de la armadura griega de hoplita, la coraza o placa de pecho, fue moldeada para parecerse al físico masculino idealizado fundido en bronce.

Notablemente, el primer robot descrito en la mitología griega (alrededor del 700 A.C.E.) fue Talos, un autómata androide gigante que fue construido completamente de bronce. Los antiguos pintores de jarrones del siglo V a.C. describieron el cuerpo de bronce de Talos de la misma manera - usando un color blanco amarillento e indicando las costuras y remaches - que usaban para representar la armadura de bronce del pecho de los soldados hoplitas.

La armadura "anatómica" de bronce para el pecho, también llamada armadura "heroica" o "muscular", apareció por primera vez en la Grecia arcaica (siglo VII a.C.) y se generalizó en el siglo V a.C. La coraza de bronce fue fundida en dos piezas, por delante y por detrás, y sujeta por correas de cuero. Hábiles herreros martillaban la coraza para que encajara en la parte superior del cuerpo de un hombre, con detalles realistas en relieve para imitar el torso desnudo de un superhéroe, con pezones, ombligo y músculos pectorales y abdominales impresionantemente esculpidos que se asemejan a los del mítico hombre fuerte Heracles.

Las armadura de bronce para las piernas también fueron moldeadas para delinear los músculos de las espinillas y las pantorrillas.

Un soldado griego con armadura de bronce en el pecho y las piernas llevaba esencialmente un exoesqueleto que reproducía el aspecto exterior de una estatua desnuda y heroica.

Un Talos viviente, un hombre de bronce.

Una falange que avanzaba y repiqueteaba de soldados griegos vestidos con armadura muscular le presentaba al enemigo lo que parecía ser un muro de guerreros sobrehumanos.

Hoy en día, los científicos militares estadounidenses están recuperando una idea de exoesqueleto muy avanzada inspirada en la figura mítica del autómata de bronce Talos. Designado por las siglas T.A.L.O.S. (Tactical Assault Light Operator Suit), el traje especial debe ser aumentado con software de inteligencia artificial, sensores y sistemas de armas ofensivas y defensivas. El diseño incluye incluso múltiples "ojos" como Argos, el guardián del mito que todo lo ve, o Lynceus, el vigía de la nave Argo de Jasón, cuyos extraordinariamente agudos ojos podían ver en la oscuridad y penetrar en las paredes, los árboles, la piel y el suelo.

En el siglo V a.C., el trágico dramaturgo Sófocles escribió que los humanos somos formidables, ya que ninguna otra criatura tiene la habilidad y la audacia de navegar por los mares tormentosos, arar la tierra, domar caballos y bueyes, cazar y pescar, idear leyes, hacer la guerra y construir y gobernar ciudades.

¿Qué otras criaturas tienen las facilidades del lenguaje y el "pensamiento del viento" de los humanos "con todos los recursos", "que no cesan de inventar formas de escapar de las fuerzas de la naturaleza"?

Las habilidades y las artes inventivas de los humanos, continuó Sófocles, son las que nos impulsan a lograr maravillas y nos permiten superar a la naturaleza. Sin embargo, debemos ser conscientes, advirtió Sófocles, de que esta misma audaz ingenuidad "a veces conduce al bien, pero a veces al mal".

Debemos empezar por asumir que la dependencia cada vez más extendida de las tecnologías existentes y futuras no tiene pasaje de vuelta. La buena noticia es que los avances en la Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés) impulsarán ​el uso y usufructo de este nuevo recurso natural que muchos llaman Big Data y que pocos han sabido transformar en valor. 

Estamos ante el comienzo de otra gran convergencia: el aprendizaje automático, el análisis y la gestión de datos a escalas casi infinitas y el aumento del poder de cómputo.

Es precisamente por ello, acompañado por la creciente e imparable explosión de datos, que la AI se ha posicionado como la tecnología esencial de las próximas décadas.

Estamos creando una sociedad en la que el hombre convivirá con inteligencias artificiales: robots en nuestros trabajos y hogares y mentes digitales que formarán parte de nuestra cotidianeidad. En el mundo del futuro las cosas del día a día van a cambiar más de lo que pensamos, esperamos o imaginamos.

¿Y esta vez, habrá un Zeus que destruirá a Talos?

FUENTES:

“Gods and Robots: Myths, Machines and Ancient Dreams of Technology.”, Adrienne Mayor, 2018, ISBN 9780691183510

"La Odisea", (Ilustrada por Miguel Brieva), Malpaso Holding SL, 2019 , ISBN: 978-84-17893-92-7

I"liada, ABADA , 2012, ISBN 9788415289616

Los mitos griegos. Graves, Robert, 2012, Edición abreviada (272 páginas), traducción de Lucía Graves. Barcelona: Editorial Ariel. ISBN 9788434453111.

Vector de Diseño creado por freepik - www.freepik.es
 
by Silvia Mazzetta Date: 26-08-2020 tecnología news mitos IA robots visitas : 491  
 
Silvia Mazzetta

Silvia Mazzetta

Web Developer, Blogger, Creative Thinker, Social media enthusiast, Italian expat in Spain, mom of little 6 years old geek, founder of  @manoweb. A strong conceptual and creative thinker who has a keen interest in all things relate to the Internet. A technically savvy web developer, who has multiple  years of website design expertise behind her.  She turns conceptual ideas into highly creative visual digital products. 

 
 
 

Artículos relacionados

Imágenes generadas por GAN

Juguemos a un juego... ¿Adivinas qué tienen en común estos retratos?   Todas estas son personas inexistentes. Las imágenes fueron creadas por una inteligencia artificial. Podríamos decir que la IA "soñó" con…

3 maneras impresionantes en que la tecnología nos ayuda a combatir la pandemia de COVID

Los tiempos son difíciles ahora, que la humanidad una vez más se encuentra con una terrible pandemia. Pero en comparación con la pobre gente en 1918, cuando la gripe española…

Una nueva técnica revolucionaria, permite que la Inteligencia Artificial aprenda sin datos

El aprendizaje automático suele requerir numerosos ejemplos. Para conseguir que un modelo de IA reconozca un caballo, necesitas mostrarle miles de imágenes de caballos. Esto es lo que hace que…

Como crear un código QR para WhatsApp

Los códigos QR de WhatsApp pueden resultar útiles a la hora de compartir tu número con personas nuevas, tanto si gestionas una cuenta empresarial, un grupo de soporte u otras…

Desde Suecia una revolución: un fluido preserva la energía proveniente del Sol y permite utilizarla hasta 10 años después.

Si pudiéramos transformar toda la energía solar que llega a la Tierra, bastaría para resolver los problemas energéticos de la humanidad, pero aún hoy sufre un problema: la imposibilidad de…

Debian lanza una convocatoria para el diseño de su nuevo desktop en la versión 11 BullsEye

Jonathan Carter del grupo de desarolladores de Debian acaba de lanzar una convocatoria para artistas digitales sobre la creación del nuevo tema oficial para Debian 11 Bullseye, a continuación su…

Facebook nos sugiere tres preguntas para reconocer las noticias falsas y no compartirlas

¿De dónde viene? ¿Qué falta? ¿Cómo te sientes? Estas son las tres preguntas que Facebook recomienda a todos los usuarios que se hagan antes de compartir las noticias. La iniciativa…

El mejor software y aplicaciones gratuitos de streaming en directo para todas las plataformas

Estamos en una lenta transición hacia un mundo hecho de transmisiones en streaming. Ya sea que quieras transmitir en vivo o capturar contenido de la web, las opciones son ilimitadas.…

El efecto Dunning-Kruger, o por qué la gente opina de todo sin tener ni idea

El efecto Dunning-Kruger puede resumirse en una frase: cuanto menos sabemos, más creemos saber. Es un sesgo cognitivo según el cual, las personas con menos habilidades, capacidades y conocimientos tienden…

Protocolo para reuniones: códigos de conducta para celebrar reuniones exitosas

No hay nada peor que trabajar mucho en una presentación para exponerla ante un grupo de asistentes distraídos y desinteresados. Conocer el protocolo adecuado para las reuniones te ayudará a que…

Uso de plantillas en la gestión de proyectos

Cada proyecto es diferente, pero muchos siguen los mismos pasos básicos. En lugar de perder tiempo recreando proyectos similares desde cero, los equipos de alto rendimiento ahorran tiempo utilizando plantillas. ¿Preparado para…

Seis tendencias que definirán el trabajo en el futuro

Hace 10 años, el correo electrónico y la mensajería instantánea estaban empezando a superar a las llamadas telefónicas a las reuniones como la principal forma de comunicación empresarial. Han cambiado muchas…